Ácido hialurónico: conoce sus efectos antienvejecimiento

Ácido hialurónico: conoce sus efectos antienvejecimiento

El ácido hialurónico es una molécula compuesta por azúcares que nuestro cuerpo produce de forma natural. Una de las funciones que desempeña esta molécula es la de lubricar las articulaciones. Aproximadamente el 50% del ácido hialurónico de nuestro cuerpo se encuentra en la piel. Su actividad está íntimamente relacionada con el agua allí, donde ayuda a atraer y retener la humedad. Cada molécula de ácido hialurónico puede retener su peso en agua mil veces.

A medida que envejecemos, la cantidad de ácido hialurónico que produce nuestro cuerpo comienza a disminuir. Al mismo tiempo, la actividad de las células puede volverse lenta. En ese momento comienzan a aparecer las líneas, arrugas y textura rugosa.

¿Cómo actúa el ácido hialurónico?

El ácido hialurónico está integrado en productos de belleza y es utilizado por cirujanos plásticos en cirugía estética. Sus propiedades anti-envejecimiento se deben a la capacidad del cuerpo para utilizar agua. En esencia, utiliza el agua de manera eficaz y combate la piel seca, ayudándola a mantenerse firme, tersa y llena. A medida que envejecemos, nuestra piel pierde su humedad y nuestro cuerpo pierde su capacidad para generar ácido hialurónico de forma natural.

Esto conduce a una apariencia dividida y deshidratada de la piel. Una vez suministrada con Ácido Hialuónico, ya sea a través de suplementos o infiltraciones, la piel comienza a hidratarse nuevamente, lo que ayuda a mantener una apariencia firme y flexible, y las líneas finas y arrugas comienzan a ocultarse.

Debido a que retiene la humedad tan bien, el ácido hialurónico actúa como una esponja sobre las células debajo de la superficie de la piel. Proporciona hidratación a largo plazo, lo que resulta en una reducción de la profundidad de arrugas y pliegues. Los pesos moleculares bajos tienen la función de mantener la elasticidad de la piel. Actúan en profundidad, mientras que las moléculas un poco más grandes también tienen la capacidad de mejorar la hidratación, pero solo en la superficie, no en profundidad. El ácido hialurónico también es beneficioso para las pieles grasas o propensas a las espinillas, siendo un importante oponente del acné.

Deja un comentario