Cómo influyen las vitaminas en nuestro organismo

vitaminas

Cada vitamina realiza un aporte diferente a nuestro organismo, ya que cada una posee una función concreta. Estas son sanas y esenciales para una buena alimentación y estilo de vida.

¿Regulan nuestro organismo?

Totalmente, estas resultan imprescindibles para nuestras vidas. Se encuentran en los alimentos y se encargan de regular el buen funcionamiento del organismo. Es importante consumirlas, ya que cuando existe ausencia de estas acarrea problemas graves de salud.

Actualmente existen 13 vitaminas descritas y en algún momento posiblemente se descubran más, donde cada una de ellas poseen entre una o dos denominaciones, es decir, una letra y un número; por otro lado también se conocen las de denominación extendida, que son las que se reconocen a través de su forma química y sus funciones.

¿Cuáles son sus beneficios?

La cantidad de beneficios que estas aportan al organismo es sumamente extensa. Ya que puede evitar problemas cardiacos, gracias a la vitamina A, C y E que contienen increíbles antioxidantes que reducen notoriamente las inflamaciones.

La salud de los huesos es muy importante, por esto es vital aportar vitamina D combinada con calcio, fósforo y magnesio para mantener los huesos en excelente y óptimas condiciones; ya que con el paso del tiempo este suele ser un problema recurrente en adultos mayores, por estos motivos se recomienda consumirlo desde la juventud.

Para los problemas de fertilidad también se recomienda consumir vitaminas. Se deben consumir las vitaminas C, E, B12 y ácido fólico, y también alimentos con alto contenido en zinc. Esto te ayudará favorablemente a estimular el organismo y conseguir resultados eficaces.

¿Cuál es la cantidad recomendada para consumir?

Este factor va a depender siempre de las características de la persona, como la edad, sexo, si está en periodo de embarazo o de lactancia.

Pero siempre se van a consumir en cantidades mínimas, sin nunca exagerar su consumo. Es vital también mantener una alimentación balanceada y correcta para que estas junto con las vitaminas aporten resultados favorables para el cuerpo, ya que ambas se complementan.

Cabe destacar que las vitaminas son sensibles a las condiciones ambientales y si no están en un lugar adecuado pueden perder todas sus propiedades, dejando de ser útiles. El calor o la incidencia de luz solar pueden provocar que estas se degraden antes o durante su ingesta.

La vitamina D es aquella que se encarga de mantener nuestras células y es importante que recuerdes que estas conforman todo nuestro organismo. Pero en algunos casos cuando no tienen unas buenas condiciones, estas tienden a perder la capacidad de repararse.

Esta se puede obtener a través de la luz solar, el salmón, sardinas, huevos, atún y otros. Esta vitamina ayuda también con enfermedades crónicas, pero siempre se debe complementar con actividad física y una buena alimentación.

Es importante que todos reconozcan la importancia de las vitaminas, desde los más pequeños de la casa hasta los adultos mayores, ya que deben ser tomadas en cuenta para mantener un cuerpo fuerte y sano.

Deja un comentario