Errores comunes en la alimentación de niños

alimentación de niños

La infancia es la etapa más importante para el buen desarrollo de los niños, para que puedan crecer de forma idónea, ellos necesitan una alimentación balanceada, llena de vitaminas y minerales. Pero, ¿te has preguntado alguna vez si la alimentación de tu hijo es correcta?

Puede ser algo complicado a veces hacer que tu pequeño se coma los vegetales o algunos que necesita pero no le gustan, sumado a nuestra incapacidad de resistirnos a su cara con ojos tiernos, nos vemos en la necesidad de complacerlos. En este artículo te mostraremos algunos errores que puedes estar cometiendo.

Los primeros momentos meses de su vida, todos sabemos que el recién nacido debe alimentarse de solo leche materna, ya que esta le aportará los nutrientes necesarios para su buen desarrollo, luego de este período el bebé estará listo para comer otras alimentos.

Horarios de comida

Es importante que en este momento de su vida, los niños coman unas 5 veces al dia, siendo repartidas en dos meriendas y en tres comidas principales. Esto con la finalidad de lograr que su cuerpo absorba de la mejor manera los nutrientes de las comidas y también para acelerar su metabolismo y de esta forma prevenir el sobrepeso.

Porciones de comida no proporcionales

Los pequeños del hogar no tienen la misma necesidad nutricional que un adulto, por los que las cantidades de comida, claramente, deben ser menores. Este error es muy común y a la vez es uno de los más fáciles de evitar.

Fallos en el desayuno

El desayuno para muchas personas es la comida más importante del día ya que es el responsable de llenar el cuerpo de energía para sobrellevar el día.

Un buen desayuno debe contener, carbohidratos, fibras, proteínas y grasas saludables. Un error común es que los niños antes de ir al colegio solo coman un bocadillo. Esto debe sustituirse por un desayuno más completo y acompañado de una fruta.

Alimentos muy procesados

Aunque para la mayoría de los niños sea imposible resistirse a esos dulces y snacks sumamente procesados, es nuestro deber cambiar estos alimentos por otro mas nutritivos, porciones de fruta o vegetales. Aunque se puede hacer trampa en su alimentación y regalarle un pequeño bocadillo una vez cada tanto.

No dejar a los pequeños ayudar en la cocina

La mayoría de los infantes tienen una necesidad natural de querer ayudar de cualquier forma, pues, dejarlos añadir un poco de sal o permitirles mezclar algo, puede ser una buena forma de incorporar nuevos alimentos en su dieta.

Todos sabemos que algo preparado por nosotros mismos siempre va a saber mejor aunque en realidad no sea así.

Toma las previsiones de seguridad necesarias para evitar que el pequeño no salga lastimado de ninguna forma, ya que además de ser peligroso, puede lograr el efecto contrario

Premiarlos con comida poco saludable

Son muchos los padres que les dicen a sus hijos “Si te comes todas las vegetales, te daré un dulce”, pues esto está mal ya que además de premiarlos con alimentos muy dulces, muy salados o llenos de grasa, les hace creer que los vegetales son malos o  una especie de castigo.

Deja un comentario