Saltar al contenido

Intolerancia a los alimentos: Nuevo obstáculo para una buena alimentación

Intolerancia a los alimentos
Intolerancia a los alimentos

Las alergias son un mal muy común entre muchas personas, de hecho se estima que alrededor de 30 o 40% de la población mundial sufre de por lo menos un tipo de alergia. Desde reacciones respiratorias hasta afecciones dermatológicas, que traen una gran incomodidad y que en algunos casos puede llegar a casos tan extremos como el de causar la muerte.

Existen diversos agentes que producen alergias, el polen, el polvo, diversos olores, medicamentos o picadoras de insectos. Pero en los últimos tiempos el repunte de un tipo específico de alergias ha llamado la atención de un gran número de especialistas. Las alergias alimenticias.

¿Que son las alergias a los alimentos?

Las alergias son una sobrerreacción de nuestro sistema inmune, el sistema que se encarga de proteger al cuerpo de las enfermedades. Solo que en este caso no atacan a un agente causante de enfermedad, si no que reconoce como extraño a un componente de los alimentos, desde el almidón, el gluten, extractos de glucosa entre muchos otros.

Estas reacciones varían en intensidad o presentación. Algunos solo sufren de erupciones o de urticaria, mientras que para otros pueden causar síntomas de gripe, fiebre y algunos casos pueden desencadenar shocks anafilácticos.

¿Son lo mismo las alergias alimentarias a la intolerancia a los alimentos?

Esta es una pregunta muy frecuente entre las personas, pero hay que aclarar que estos términos no son para nada idénticos.

Mientras que las alergias son una reacción de nuestro sistema inmune, las intolerancias a los alimentos se producen por un fallo en nuestro metabolismo, que no permiten a nuestro cuerpo, descomponer y aprovechar todos los nutrientes de los alimentos.

Un claro ejemplo de este tipo de intolerancias es la conocida intolerancia a la lactosa, ella se debe a que nuestro organismo no produce una enzima llamada lactasa, que se encarga de descomponer la lactosa de la leche en diversos azucares como la glucosa, lo que produce un cuadro de rechazo por este tipo de alimentos.

Mientras que la alergia alimenticia un ejemplo es la reacción a el maní. Nuestro sistema inmune, en especial los anticuerpos conocidos como inmunoglobulinas, son muy sensibles a los componentes del maní, por eso reaccionan de forma exacerbada, produciendo reacciones respiratorias severas en las personas que sufren de este tipo de alergias.

¿Cuáles son las principales intolerancias alimenticias?

Gluten

Este tipo de intolerancia se presenta cuando nuestro cuerpo no es capaz de digerir de manera correcta el gluten, lo que produce una inflamación severa de nuestros intestinos, lo que trae como consecuencia, una mala digestión, pérdida de peso, vómito, diarrea, incluso pérdida de masa muscular, ya que no podemos a su vez, absorbe los nutrientes de los demás alimentos.

Lactosa

Ya hablamos de este tipo de intolerancia, que se debe a la falta de la enzima lactasa, lo que produce una mala absorción de todos los productos lácteos, sean, leches, yogurt, quesos, entre otros. Pueden producir cólicos abdominales, diarreas profusas, gases y vómitos.

Sacarosa

Esta es por falta de otra enzima,esta vez la enzima sacarosa, que metaboliza el azúcar común, produciendo que esta pase a través de nuestro estomago directo a los intestinos, y sea fermentada por las bacterias que viven allí normalmente. Produciendo los signos característicos como gases, diarreas, entre otros.