Saltar al contenido

¿Por qué puede doler la espalda baja y los glúteos luego del gym?

Si eres una persona que ha hecho en algún momento ejercicios lo más probable es que presentes en algún punto algo de rigidez y dolor en la parte baja de la espalda y los glúteos después del gym. Esto por lo general se presenta en un lapso de 12 y 24 horas luego de ejercitarte y en los casos más severos puede mantenerse hasta 72 horas.

Comúnmente se atribuye este y otro tipo de molestias a la acumulación de ácido láctico en las capas de tejido muscular. Pero estudios recientes han demostrado que el dolor proviene de los micro desgarros en las fibras musculares tras el estrés producido durante la realización de los ejercicios. No obstante, esto es completamente normal pues es la respuesta del organismo en regenerar estos desgarros.

Es preciso acotar que existen una serie de razones por las cuales este dolor en espalda baja y los glúteos se puede presentar más allá de lo razonable. En este artículo vamos a explorar brevemente cuáles son estos motivos. Ya sin más preámbulos, veamos cuáles son.

Mala posturas al momento de ejercitarte

El realizar de manera errónea repeticiones provoca que los músculos se esfuercen de más o se activen grupos musculares que no deseas ejercitar. Esta también es una de las principales causas de lesiones. Siempre es prudente que realices los movimientos de manera correcta tomándote tu tiempo.

Realizar rutinas no adecuadas

Muchas veces las personas que están entrenando aplican rutinas que son más exigentes que las capacidades que poseen en ese momento. El entrenamiento debe ser un proceso progresivo.

No tener descanso apropiado

El proceso de ejercitar requiere que le permitas a tu cuerpo el regenerarse de esos micro desgarros. Una de las principales formas de evitar esto es rotando las rutinas.

No ingerir suficiente agua

Al momento de entrenar sudamos y perdemos mucho líquido, pero esa agua también es necesaria para que los músculos hagan su trabajo. Es indispensable consumir suficiente cantidad de agua antes durante y después de hacer ejercicio.

Usar pesos excesivos

Hay algunas personas que en el afán de conseguir más masa muscular emplean más peso de manera abrupta. Esto es sumamente riesgoso, pues incrementas sustancialmente el estrés en los músculos de la espalda baja y los glúteos generando dolor.

Hábitos inadecuados en la postura

Aunque parezca algo que es externo a la actividad física en el gym resulta que mantener posturas inadecuadas al sentarse, dormir, caminar y/o estar de pie resulta contraproducente. Esto aplica especialmente en los sistemas musculares de la espalda baja y de los glúteos.

Falta total o parcial de calentamiento

Antes de iniciar cualquier rutina, sea para ejercitar la espalda, glúteos o cualquier otro grupo muscular es indispensable realizar un calentamiento previo. Esto permite que los músculos y articulaciones trabajen adecuadamente.

No enfriarse

Al terminar una sesión de ejercicios es necesario que pases un tiempo prudencial realizando estiramientos para permitir una relajación de los músculos trabajados. También el aplicar frío, masajes o analgésico resulta óptimo.