Saltar al contenido

Romero: Más que una planta aromática

Romero planta aromatica
Romero planta aromática

El romero es un arbusto aromático que desprende un olor fuerte, rústico, leñoso, algo peculiar y por esta razón es sumamente demandado en la gastronomía mediterránea y se encuentra presente en innumerables recetas; fue utilizado hace ya bastante tiempo por los primeros médicos como estimulante y desintoxicante.

El romero cuanta con vitaminas A, C, B1, B6, B9 y minerales, sin embargo, las cantidades necesarias para obtener estas vitaminas y minerales, son mucho mayores a las que usaríamos para cocinar con romero, por lo que no sería algo tan interesante de resaltar.

A continuación, te mostraremos que el romero es más que un simple arbusto que huele bien, hoy conocerás los beneficios del romero.

Beneficios del romero

Los antiguos médicos tenían razón al usar el romero como estimulante, debido a que un estudio publicado en el 2012 confirmo que el aroma del romero ayuda a la concentración, velocidad, precisión y rendimiento en general de una persona. Se pueden obtener mejorías en la recuperación de enfermedades relacionadas al sistema respiratorio, gracias a sus efectos vigorizantes.

El romero es un arbusto con propiedades antiinflamatorias, una buena forma de potenciar este antiinflamatorio, es mezclando dos o tres gotas de aceite de menta con la misma cantidad de aceite de romero y una pequeña cucharadita de aceite de coco, sobre alguna zona con dolor o alguna articulación afectada con artritis, ayudará a reducir los dolores.

También es importante resaltar que el aceite de romero promueve la circulación de la sangre, lo que se traduce como una cicatrización más rápida de algunas heridas.

Detalles adicionales

El romero cuenta con propiedades broncodilatadores, esto quiere decir que expandirá las vías respiratorias, por esta razón es un gran aliado para enfermedades como la tos, e incluso para enfermedades más graves, como el asma o incluso la neumonía.

El ácido rosmarínico que también se encuentra presente en el romero, previene la tos y ayuda con los síntomas de las alergias.

De igual forma, cuenta con tres antioxidantes que son ácido rosmarínico, el carnasol y por último pero no menos importante, el ácido carnósico, que nos proviene de padecer algunos tipos de cáncer. De hecho, se ha demostrado que añadir romero a las carnes y otros alimentos, ayuda a prevenir la formación de algunos agentes cancerígenos que puedan crearse en su cocción.

Cuando hablamos de antioxidantes, no puede faltar la mejoría que se notará en la piel usando productos con extracto o aceite de romero para prevenir los posibles daños causados por los rayos solares, y si padeces de acné, el aceite de romero también puede ayudarte a deshacerte de esos molestos granos que a todos nos han afectado alguna vez.

¿Cómo aprovechar los beneficios del romero?

Una de las formas más prácticas de sacarle provecho a las propiedades antioxidantes de esta planta, es haciendo uso del aceite de romero, con el que mejorarás tu piel, tu cabello, y cualquier heridas superficial al promover la cicatrización.

El té de romero te ayudará con los problemas intestinales y con los problemas respiratorios comunes en los resfriados, gracias a sus propiedades analgésicas y estimulantes. Este té también puede ser usado como enjuague, para acabar con la caspa y promover el crecimiento del cabello.

El consumo ocasional de esta hierba también tiene propiedades antioxidantes que protegen al cerebro de algunas enfermedades como el Alzheimer y accidentes cardiovasculares.

Sin embargo, el consumo excesivo, las grandes cantidades deben evitarse, sobre todo si estas embarazada ya que puede ser abortivo, sin embargo, el uso como hierva regular en la cocina, mientras se está embarazada, no presenta ningún problema, puede ser bien tolerado para la madre y el bebé.